¿Tienes dudas? LLÁMANOS AHORA 622 869 703 | Envío rápido y GRATIS
0 Carrito
Añadir al carrito
    Tiene artículos en su carrito
    Tiene 1 artículo en su carrito
      Total

       

      COLCHONES

      ¿Cada cuánto debería cambiar mi colchón?

        La vida útil de un colchón depende de varios factores: por una parte las condiciones de uso, humedad a que es expuesto, medidas de protección... Y por otra parte la calidad de los materiales de fabricación del colchón.

        Los colchones Mattfy están elaborados con materiales de la más alta calidad, por lo que bajo unas condiciones de uso normales, según la estimación de la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) puede tener una durabilidad de aproximadamente 10 años, en los cuales mantiene completamente sus propiedades iniciales.

         

        ¿Qué colchón debo elegir?

          Además de las preferencias de cada persona , existen otros muchos factores a la hora de elegir el colchón más adecuado, así como la masa corporal, la actividad física y, en especial, si se tiene algún problema de salud.

          A rasgos generales podría decirse que los colchón de muelles son los más firmes, los de látex los más mullidos y los viscoelásticos ofrecen una firmeza intermedia y se adaptan perfectamente al cuerpo.

          También es importante la postura del sueño:

          Para las personas que duermen boca arriba es importante un colchón que proporcione suficiente firmeza, pero que se adapte bien a la zona lumbar y así mantener la columna en una postura adecuada.

          Para las personas que duermen de lado es aconsejable un colchón de núcleo firme, pero con una buena capa de viscoelástica que evite presión en la zona de las caderas y hombros.

          Para las personas que duermen boca abajo será muy importante el uso de un colchón firme.

           

          ¿Qué es la viscoelástica?

            La viscoelástica es una espuma que presenta viscoelasticidad. Éste es el comportamiento que presentan estos tipos de materiales al deformarse y que muestra tanto propiedades viscosas como elásticas. Esto permite que este material se adapte perfectamente al cuerpo reduciendo la presión entre el colchón y el cuerpo, lo cuál produce sensación de comodidad, además de facilitar la circulación sanguínea.

            Estas prestaciones hacen que cada vez más se utilice este material para la fabricación de colchones y, de la misma manera, se ha comprobado que es una material muy adecuado para la fabricación de almohadas.

             

            ¿Qué cuidados debo seguir para mantener las propiedades del colchón?

              Para mantener la higiene en el colchón es sumamente importante evitar cualquier tipo de humedad, evitando así la aparición de hongos o bacterias. Para ello podemos utilizar una funda protectora que evitará que se moje o manche. Es recomendable que sea 100% transpirable y preferiblemente que deje la parte baja del colchón al aire libre, así se facilita la ventilación de éste.

              También es importante ventilar correctamente la habitación así como ir volteando el colchón para mejorar su aireación.

               

              ¿Cuándo se puede utilizar el colchón una vez desenrollado?

                Se recomienda que, una vez desenrollado y estirado en posición horizontal el colchón, se deje reposar un tiempo de entre 12h y 24h para que recupere su forma y sus propiedades al 100%

                 

                ¿Qué tipo de colchón es más adecuado para los niños?

                  Los niños en edad de crecimiento necesitan un colchón con una firmeza media-alta, que permita mantener la columna en una posición adecuada mientras crece. De lo contrario, si no fuera lo suficientemente firme, podría ocasionar algún problema por una mala postura de sueño.

                   

                  ¿Cuánto tiempo de garantía tienen los colchones?

                    Los colchones Mattfy tienen 2 años de garantía.

                     

                     

                    REALIZAR UN PEDIDO

                     

                    ¿Cuánto tarda en llegar un pedido?

                      Disponemos de un servicio exprés gratuito que hará entrega del producto en su domicilio entre 24h a 72h hábiles. Podría incrementarse 1 o 2 días en el caso que se trate de un producto especial fabricado exclusivamente.

                      Para envíos con subida a domicilio + montaje el tiempo estimado es entre 8-15 Días hábiles, solo en zonas seleccionadas. Nos pondremos en contacto con el cliente para acordar día y hora para la entrega y montaje del producto.

                      Si se escoge “transferencia bancaria” o “financiación” como forma de pago, puede retrasarse 24/48 horas más, debido a que se puede tardar 2 días hábiles en completarse el pago.

                       

                       ¿Podría devolver el producto si no me gusta?


                        Normalmente, por cuestiones de higiene, no se suelen aceptar devoluciones en productos de descanso, pero nosotros ofrecemos una garantía adicional de satisfacción de 50 noches. Si no le acaba de convencer el producto adquirido, tiene un tiempo de 50 días, a partir de la fecha de recepción para cambiarlo.
                        Se puede cambiar por otro modelo, pero no devolverlo. Únicamente pedimos que conserve el embalaje original por si fuera necesario dicho cambio, ya que deberá tener el colchón bien embalado y protegido en el momento de la recogida, para que nos vuelva a llegar en perfectas condiciones
                        Este servicio tendrá un coste adicional de 50€ por todos los trámites.

                         

                         

                         

                        ALMOHADAS

                        ¿Cuánto tiempo suele durar una almohada?
                          El tiempo de vida útil de una almohada depende del material con el que esté fabricada. Con unas condiciones de uso adecuadas una almohada de fibra puede durar unos 5 años, las fibras tienden a apelmazarse y la almohada pierde uniformidad y volumen, se vuelve más dura. El hecho de doblar la almohada y que no vuelva a su estado inicial es una buena indicación que ya es necesario reemplazarla. Por otra parte, las almohadas viscoelásticas o de látex tienen una duración de unos 2 años. Su estado físico varía perdiendo su confort, lo que puede provocar ciertas molestias en el cuello.

                           

                          ¿Qué son las almohadas efecto pluma?
                            Las almohadas efecto pluma proporciona un confort muy similar a las almohadas de pluma. Su firmeza es media- baja, por lo que es recomendable para personas que duerman boca arriba. También podrían usarse para dormir de lado si el colchón es muy adaptable (con una firmeza media o baja), de manera que al tener los hombros más hundidos, permita mantener la cervicales en una postura correcta.

                             

                            ¿Qué son las almohadas cervicales?
                              Las almohadas cervicales presentan una forma ergonómica que mantiene la alineación entre cuello y columna, por lo que las cervicales quedan perfectamente protegidas.
                              Son muy recomendables para personas que duerman boca arriba o de lado. No obstante, pueden resultar incómodas para las personas que se muevan mucho durmiendo y no son efectivas si la persona duerme boca abajo.

                               

                              ¿Qué tipo de almohada es más adecuada para un niño?
                                El uso de almohada no es recomendable hasta de los 12 meses de edad, a partir de entonces es importante que la almohada sea de perfil bajo.

                                 

                                ¿Qué cuidados debo tener con la almohada?

                                  Para mantener mejor las propiedades de la almohada durante su uso, es recomendable el uso de una funda protectora además de la ropa de la cama. Es importante que ésta sea transpirable e impermeable, de esta manera la almohada quedará bien protegida de ácaros y humedades.

                                  También deben lavarse siguiendo las indicaciones de lavado que vienen descritas en la etiqueta, a excepción de algunas almohadas de látex.

                                  ¿Qué tipos de almohada hay?

                                    La almohada es el elemento de descanso más personal, por ello hay una gran diversidad de ellas. A la hora de escoger la almohada es importante tener en cuenta tanto las preferencias del consumidor, como la postura adoptada al descansar.
                                    Además si se tiene algún tipo de dolencia. Así según el relleno utilizado en su fabricación se podrían clasificar como:
                                    1. Almohadas de plumas: suelen estar rellena con plumas de pato. Son bastante blandas, moldeables y muy suaves. Son adecuadas para aquellos que duermen boca arriba o boca abajo.
                                    2. Almohadas de fibra: están rellenas de fibra de poliéster. Pueden tener mayor o menor cantidad de fibra lo que se traduce a diferentes densidades, aún así no son muy apropiadas para las personas que duermen de lado.
                                    3. Almohadas viscoélasticas: rellenas de espuma viscoelástica presentan una gran adaptabilidad, lo cual reduce los puntos de presión permitiendo un descanso más confortable. Además ofrecen una gran versatilidad de firmezas debido a las diferentes densidades que pueden presentar, así como otras prestaciones conseguidas con la introducción de nuevos elementos, como es el carbono activo.
                                    4. Almohadas de látex: rellenas de látex, suelen ser suaves y mullidas. Presentan gran adaptabilidad del cuello, nuca y cabeza. Es importante airear estas almohadas ya que si son expuestas a humedad podrían degradarse.